Argentina

El mediocampista argentino Javier Mascherano anunció este sábado su renuncia al seleccionado nacional tras la derrota 4-3 ante Francia por los octavos de final del Mundial, confirmando lo dicho previamente de que el último choque en el torneo marcaría su despedida de la Albiceleste.
“Se terminó la historia, después de 19 años puedo decir que paso para el otro lado”, afirmó a periodistas el jugador del Hebei Fortune de China. “Me hubiese gustado terminar de otra manera, pero a veces uno no puede cambiar el destino, para mí el destino era este y ya está. Ahora, a alentar a estos chicos para que lo sigan intentando porque seguramente en algún momento lo lograrán”, añadió el jugador de 34 años.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Ante la consulta sobre si es un fin de etapa solo para él o también para otros ‘históricos’, Mascherano respondió: “Me estoy yendo yo, no se está yendo el grupo. Ojalá que no (se vayan), yo los animo a seguir porque no le han hecho mal a nadie”.

“Ellos se han brindado por esta selección, por esta camiseta y han dado todo. Ojalá tengan la fuerza y la energía para poder seguir”, insistió.

Mascherano había hablado previamente con el canal argentino de televisión TyC.

“Les deseo a todos los chicos que (…) puedan lograr lo que uno no pudo y alentaré desde afuera. (…) De eso se trata la vida: de insistir”, consideró con la voz quebrada tras la derrota.

El también el mediocampista Lucas Biglia, de 32 años, anunció que dejará a la Albiceleste. “Nos toca dar un paso al costado. Ahora viene otra generación”, dijo a la televisión local. Sergio Agüero, otro de los históricos de Argentina, afirmó a través de su cuenta en Twitter: “Mientras el técnico me siga citando, estaré dispuesto a venir. Está claro que por la edad, vienen jugadores atrás que van a pelear por el puesto”.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
El astro Lionel Messi, quien tras perder la Copa América 2016 renunció a la selección para luego cambiar su decisión y regresar, no tuvo contacto con la prensa en Kazán, por lo que se desconoce si seguirá o no integrando la Albiceleste.
Didier Deschamps se apartó del eufórico festejo de sus jóvenes jugadores tras el trepidante 4-3 sobre la Argentina para acercarse a un futbolista que parecía petrificado. Llegó desde atrás, por eso Lionel Messi no sabía quién lo estaba consolando. No podía ser Jorge Sampaoli, que apenas terminó el partido se fue al vestuario. El abrazo del técnico francés fue genuino, un gesto noble de alguien que en 1998 fue campeón mundial, ese objetivo que quizás ya nunca alcance el ‘10’ argentino.
Antes del Mundial, si se le preguntaba a los Messi si el de Rusia sería su último Mundial, la respuesta llegaba con convicción: “No, va a estar en Qatar, va a llegar bien aunque tenga 35 años, jugará más atrás, repartirá más juego en vez de ser el que defina, pero va a llegar bien”. Ahora habrá que dejar pasar un tiempo prudencial para plantear el mismo interrogante, porque la Copa del Mundo es ya, clarísimamente, el arcón de los malos recuerdos de Messi. Javier Mascherano le pidió que siga, pero podría suceder que Messi no quiera saber nada más con la selección.